© 2016 por Lucas Períes

Hace pocos meses tome conocimiento de la obra de Giorgis-Sabattini-Ramón y también al poco tiempo visite el lago Titicaca en Bolivia; estando en ese lugar magnifico encontré una piedra, la tome con una mano, reconocí en ella el arquetipo casa y la confronte con el paisaje para tomar una fotografía. Automáticamente, en ese preciso acto, vino a mi mente la casa que es motivo de esta crítica.

 

La acción de superponer objetos sobre el paisaje no tiene nada de original, se trata del clásico sistema de figura/fondo de la psicología Gestalt. Sin embargo, aquí adquiere otro significado, responde a una intención proyectual como postura ideológica sobre la contextualidad de la realización arquitectónica. La estrategia de diseño introduce un objeto artificial en un entorno natural y esto sucede de modo deliberado, con la intención de hacer explicito el contraste por oposición.

 

La obra evita fundirse o mimetizarse con el paisaje natural. Como un verdadero artefacto habitable, la casa “está” en el paisaje. Se posa en puntillas sobre el suelo y toma distancia como si quisiera evitar invadirlo, dando la sensación de que en cualquier momento se fuera a trasladar en busca de otro sitio.

en: 30-60 cuaderno latinoamericano

de arquitectura maxi-objetos

CRÍTICA:

objeto artificial/entorno natural

rancho estepario

sobre la obra argentina