© 2016 por Lucas Períes

LA SILLA Y EL ESPACIO HABITABLE

capítulo:

Libro: En conexión A3. Editorial EDUCC, Argentina.

RESUMEN

Con una silla se pueden desarrollar vínculos táctiles al establecer relaciones de contacto físico y también se pueden generar vínculos emocionales, como con la propia arquitectura. Con los objetos que nos rodean se pueden establecer ciertas relaciones de familiaridad y afecto, son elementos que el mismo tiempo que habilitan y cualifican el habitar de un espacio, se constituyen en acompañantes de las personas. Podemos mencionar el famoso caso de Vicent Van Gogh, cuando en su estado de extrema soledad retrata su propia silla, asignando a ese equipamiento el rol de única compañía, “el y su silla en un cuarto”. Este escrito plantea relaciones objetuales y espaciales, tomando a la silla como ejemplo, en la configuración del espacio habitable.

Como citar este escrito:

Períes, L. (2008). La silla y el espacio habitable. En I. Dutari (Ed.), En conexión A3 (pp. 234-239). Córdoba: EDUCC.